Wireless:

Electroestimulación SIN CABLES

Estamos avanzando cada vez más. Y las marcas que fabrican electroestimuladores te presentan productos sin cables. Los llamados ”wireless” o inalámbricos.

Te permiten librarte de los cables… aunque te aconsejo que antes de comprarlos, compares bien con los modelos con cables. Mira las ventajas e inconvenientes de los wireless… que no todo es tan bueno como te lo quieren vender.

Clica en los productos para ver la descripción completa.

Electroestimulación sin cables. ¿tecnología del siglo XXI?… O no tanto

Vamos a hablarte de la electroestimulación sin cables o wireless.

De entrada diríamos: ¡Qué gran avance! Pero ya sabes que desde estas páginas te explicamos qué te aporta realmente, para que tu decidas si es interesante o no para ti.

De entrada, tenemos que decir que la electroestimulación sin  cables no es algo nuevo, ya que seguro que conoces los cinturones que vendían ya desde el siglo pasado como este de la imagen que se siguen vendiendo. Y también tienes todas estas variantes de electroestimuladores para abdomen o glúteos.

Así que de entrada ya ves que no es algo nuevo. Los electroestimuladores sin cables llevan mucho tiempo en el mercado.

¿Qué problema nos encontramos?

Siempre que hablemos de electroestimulación muscular, ya sea deportiva o de fisioterapia, necesitamos tener un mínimo de calidad en los electroestimuladores, ya que si no, no conseguiremos una estimulación eléctrica de calidad, y hasta pueden ser dañinos.

Por tanto, debemos alejarnos de estos modelos como los que te he citado en el párrafo anterior. Debes buscar un aparato de electroestimulación (sea con cables o Wireless) que tengan la calidad mínima necesaria para que el trabajo que hagas sea eficiente y no sea molesto.

Por ese motivo, debes saber que por debajo de cierto precio, no te los recomendamos, ya que no tienen la calidad necesaria.

¿Pero qué te aporta qué no tenga cables?

Pues muy sencillo. La comodidad de no tener los cables colgando. Ese “engorro” que pueden llegar a ser.

A nivel práctico, si entrenas la electroestimulación sin movimiento (como el 99% de la gente), la verdad que no hay casi diferencia, ya que no te vas a mover y no se van a enredar.

Si trabajas con movimiento a la vez que estimulas el músculo, sería mejor. Pero esta opción NO te la ACONSEJAMOS (puedes ver por qué en este vídeo).

Así que para la mayoría de las personas usuarias de electroestimulación, no les supondrá mucho cambio. Y la electroestimulación sin cables… se paga, es decir el mismo electroestimulador (en cuanto a programas) teniendo cables o no, encarece bastante el producto.

En otro artículo, entraremos más en detalle analizando distintos modelos.